Consejos para retapizar una silla de escritorio

Renovar una silla de escritorio puede hacer completamente la diferencia a la hora de trabajar o llevar a cabo diferentes tareas en el espacio. Por eso, si esta lleva un tiempo gastada o si se desea darle un cambio de aspecto, retapizarla puede ser una gran alternativa. A continuación, te contamos cómo hacerlo.

¿Qué materiales necesito?

Los materiales van a depender de cada caso en particular. De todos modos, en líneas generales, vamos a necesitar:

  • Tela para retapizar a gusto (aproximadamente 1,50 metros)
  • Tijera
  • Lápiz
  • Cartón
  • Cúter
  • Destornillador
  • Pintura en aerosol (aproximadamente unas dos latas)
  • Silicona caliente

Procedimiento para retapizar una silla de escritorio

El primer paso que vamos a seguir es el de desarmar la silla, para poder trabajarla mejor y de manera más sencilla. Lo ideal es lograr que la estructura de la silla quede sin el asiento y sin el respaldo, en tanto esto sea posible. Si no lo es, se va a desarmar de la manera que se considere más adecuada.

Estructura

Este paso se va a seguir en caso de que se quiera renovar también la estructura de la silla. Si esto se desea, lo que vamos a hacer es colocar cartón o papel de diario debajo de la silla y proceder a pintar la estructura con pintura en aerosol. La idea de utilizar dos latas en lugar de una tiene que ver con la intensidad y uniformidad del color. De todos modos, cada persona puede ver cuál es la cantidad que realmente necesita. Tras terminar de pintar la estructura central, vamos a proceder al respaldo y al asiento sin tela, pintando de la misma manera que en el caso anterior.

Marcar la tela

Pasando al asiento, lo que vamos a hacer es colocar bien estirada la tela sobre una mesa, con el estampado hacia afuera. Vamos a acomodar la parte del asiento sobre la tela y, usando un lápiz, vamos a marcar el contorno del asiento, pero dejando diez centímetros extra a cada parte, para poder doblar luego. Con el respaldo de la silla vamos a seguir el mismo procedimiento, a fin de luego tener los trozos de tela con el tamaño y forma necesarios para luego continuar con el tapizado.

Pegar

A continuación, vamos a proceder a pegar la tela, tanto en el respaldo como en el asiento. La mejor forma de adherir la tela es utilizando la silicona caliente.

Armar

Finalmente, una vez pegada la tela al respaldo y al asiento y dejando un tiempo para garantizar que la tela y el pegamento se sequen bien, ya podemos proceder al armado de la silla. Es muy importante que tanto las superficies pintadas de la estructura como el pegamento de la tela estén bien secos antes de continuar con el armado. ¡Y listo! A través de estos sencillos pasos vamos a poder tener una silla de escritorio completamente renovada que nos permita renovar también nuestras sensaciones a la hora de ponernos a trabajar o a estudiar en ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *