Las mejores telas para manteles

Los manteles son elementos que se encuentran en todas las viviendas y en casi todos los espacios por los que transitamos. Desde espacios gastronómicos hasta otros culturales, los manteles ayudan no solamente a proteger las mesas, sino también a generar una estética particular, permitiendo personalizar los espacios desdelas mesas. Por eso, a continuación, hablaremos acerca de cómo elegir las mejores telas para manteles.

Cosas a tener en cuenta a la hora de elegir manteles

Teniendo en cuenta lo mencionado con anterioridad, podemos decir que hay una serie de aspectos importantes a tener en cuenta a la hora de elegir telas para manteles. Veremos cuáles son estos aspectos.

La base

Cuando la mesa está bien vestida, esto permite realzar todo servicio cuando se trata de un espacio gastronómico o vinculado a diferentes eventos. Además, el mantel puede ser la base para otras decoraciones en las mesas. No obstante, es muy importante que los manteles combinen con el resto de los elementos del espacio, especialmente con la identidad y personalidad que este adquiere. Por eso, muchas veces se eligen manteles blancos o en tonos neutros que puedan combinarse a la perfección con otras decoraciones. Son los tonos más versátiles. Además, si son de telas como el algodón o el lino, se trata de un estilo que podrá combinarse con prácticamente todo.

Las medidas

Antes de elegir manteles, es muy importante tomar bien las medidas de las mesas sobre las que estos se colocarán. Algo a tener en cuenta es que, cuando la mesa es extensible, se debe abrir en su totalidad y medirla para poder calcular la medida del mantel que se necesita. Se debe medir tanto el largo como el ancho de la mesa. Además, la mayor parte de los manteles tienen un vuelo de entre 15 y 30 centímetros. Los manteles que se colocan para situaciones más formales pueden llegar hasta el suelo.

Las capas

Un truco que se suele hacer en términos de estilo y decoración a la hora de elegir manteles es el de poner capas sobre capas. Se trata de superponer diferentes capas de manteles de distintas medidas y, también, distintos colores, estilos o texturas. En estos casos, lo que se suele hacer es buscar un mantel que cubra la totalidad de la superficie y funcione como base. Si bien puede ser de un color llamativo, lo que se suele hacer es que este mantel sea en tonos neutros. Luego se puede elegir un mantel más pequeño en un color que resalte y que combine bien con el mantel de base para generar un aspecto diferente.

Los antimanchas

Existen telas para manteles que evitan las manchas. Esto puede ser muy útiles especialmente para los hogares o para espacios gastronómicos que son muy transitados. Existen textiles que tienen tratamientos antimanchas y que igualmente mantienen una buena estética y un tacto agradable con la piel. En muchos casos, son manteles plastificados o vinílicos. Pueden ser especialmente útiles si se necesita invertir en manteles una sola vez y mantenerlos en buen estado con el paso del tiempo.

Los mejores rellenos para almohadas y almohadones

En la actualidad, existen diferentes tipos de rellenos tanto para almohadas como para almohadones. Existen varios tipos diferentes de fibra de relleno disponibles, con distintos beneficios en cada caso en particular. El relleno adecuado va a depender de la utilización que se le vaya a dar a la almohada o almohadón, si es algo que se va a usar todos los días, entre otras cosas. A continuación, veremos algunos de los rellenos más frecuentes para almohadas y almohadones.

La espuma

Es frecuente que se elija la espuma como relleno para almohadones de sillones y de asientos. También se usa frecuentemente para relleno de almohadas cuadradas. Es una fibra que se puede cortar en las dimensiones exactas de cada elemento a rellenar en particular, usando un cuchillo eléctrico. Además, resiste muy bien al aplastamiento. La espuma se puede encontrar también en forma de tiras y se puede usar para rellenar figuras inusuales o piezas de gran tamaño.

La lana o el algodón

En este caso hacemos referencia a dos materiales de origen natural. Cualquiera de los dos se puede usar para mullir una almohada o un almohadón, añadiendo peso extra. Las almohadas que se rellenan con algodón suelen ser mucho más fáciles de lavar y de cuidar, a la vez que funcionan perfectamente para personas que prefieren acudir a lo orgánico. En el caso de la lana, es un material que retiene parte del calor del cuerpo de la persona que usa la almohada, por lo que es ideal para usar de manera estacional en los meses más fríos del año, aunque no se recomienda en los meses de verano. los dos materiales tienen múltiples ventajas, aunque suelen ser un poco más costosos en términos económicos.

El poliéster

Otra de las opciones disponibles para relleno de almohadas y almohadones es el relleno de fibra de poliéster. Es, además, uno de los rellenos que se encuentra con más frecuencia. Es una alternativa mucho más económica que las mencionadas con anterioridad, a la vez que es ligera y puede ser liviana y aireada. Por eso, se considera especialmente ideal para los almohadones que se utilizan como elementos decorativos o para generar comodidad. En general no se recomienda este material para almohadas ni para almohadones que se utilicen como asiento, puesto que puede tener a aplanarse fácilmente.

Los rellenos de colores

Las fibras de colores se eligen especialmente para rellenar aquellas almohadas o almohadones que tienen áreas abiertas. En muchos casos, los almohadones se pueden ver mucho mejor cuando se elige utilizar una combinación de distintas fibras de colore cercanas a la superficie del diseño. Todos los rellenos, sean de algodón, de lana o de poliéster pueden venir en distintos tonos de blanco, pero también es posible encontrar rellenos en otros colores.

A la hora de pensar en el relleno para las almohadas y los almohadones, son muchas las cosas a tener en cuenta. Además del uso que le demos a los elementos a rellenar, es muy importante pensar en la comodidad que vamos a necesitar, en la cantidad de dinero que tenemos disponible, entre otras cuestiones.

Las mejores telas para tapizar un sillón

El sillón es una parte fundamental en una vivienda. En general, es el espacio en el que las familias comparten momentos del día. También es el sitio en que las personas que viven solas pasan tiempo leyendo, mirando películas y disfrutando del ocio. Por eso, la tela del sillón es algo muy importante que hay que tener en cuenta.

Debemos considerar que cada persona y cada familia tiene necesidades particulares en su vida cotidiana. Por eso, las características de la tela del sillón dependerán de las necesidades de cada caso en particular, para que pueda satisfacer las demandas que se necesitan. No obstante, a la hora de pensar en la tela para tapizar un sillón, hay distintos aspectos que se deben tener en cuenta. Estos son:

  • La adaptabilidad
  • La resistencia
  • La facilidad de limpieza
  • La textura
  • El color
  • El tratamiento especial (en caso de tenerlo)
  • El material

Resistencia

Si la tela es muy resistente, podrá soportar mejor y por más tiempo el paso del tiempo. debemos tener en cuenta que, mientras más se utilice el sillón, más proclive será este a sufrir el desgaste de la vida cotidiana y los roces del día. Por eso, si utilizamos mucho el sillón o si somos varias personas en la casa, lo ideal es que se trate de una tela bien resistente. También se debe considerar esto cuando hay mascotas o niños en la casa.

Color

La elección del color suele marcar la diferencia en un sillón, en lo que respecta al mantenimiento. Muchas veces, se eligen colores claros por cuestiones que son puramente estéticas. Si bien esto depende de cada persona, de sus gustos y de la decoración general de la vivienda para que combine, el color oscuro también puede ser una buena alternativa. Como decíamos con anterioridad, cuando se tiene niños o cuando hay mascotas en el hogar, ello impacta en el mantenimiento del sillón. Por eso, en esos casos, los colores oscuros pueden ser más resistentes y durar más tiempo limpios y con buen aspecto. Además, en esos colores, el desgaste del tiempo suele notarse menos que en los colores claros, a la vez que es más sencillo prevenir ciertas manchas.

Material

El material natural o sintético es otro aspecto a considerar. Dentro de las alternativas naturales se destacan especialmente las telas de piel y las de algodón. Entre las sintéticas, podemos hallar especialmente poliéster o polipiel. También se pueden alternar ambos tipos de materiales, eligiendo uno para la base y otro para los almohadones o uno para el apoyo general y otro para los apoyabrazos.

Limpieza

Finalmente, otro aspecto que hará la diferencia en el día a día en lo que respecta al sillón es la facilidad de lavado o limpieza de la tela del mismo. Al igual que en otros casos, hay situaciones o familias que pueden necesitar telas que sean realmente fáciles de lavar, puesto que el sillón puede estar más expuesto a suciedades y manchas. En el caso de los sillones desenfundables, por ejemplo, es frecuente encontrar telas que pueden retirarse y lavarse en lavarropas en poco tiempo y con facilidad. También hay telas en las que las manchas se pueden quitar con agua así sea fuera del lavarropas. Otras telas pueden necesitar limpieza en seca, por lo que es muy importante asesorarse respecto a la mejor manera de hacerlo y, también, a cómo proteger el sillón para evitar las manchas.

Consejos para limpiar un sillón

En ocasiones, el sillón puede verse como una de las partes más difíciles de limpiar en una casa. Existen muchos mitos respecto a los sillones que suelen generar malestar cuando se observan ciertas manchas o rastros de suciedad. Lo primero que hay que hacer es borrar el miedo a la limpieza del sillón. Para poder hacerlo, a continuación, te damos algunas formas a tener en cuenta a la hora de limpiarlo, para que puedas probarlas y evaluar sus resultados. No obstante, recomendamos acudir a profesionales que puedan brindar asesoramiento respecto a las particularidades de cada tela con la que el sillón pueda estar tapizado.

Aspirar

Antes de pasar a otro tipo de limpieza, la primera recomendación es aspirar el sillón. De esa manera, se puede eliminar el polvo, pero también las migas y los ácaros. En ocasiones, luego de aspirar el sillón puede quedar limpio y es posible que no sea necesario proceder a otra limpieza en el momento. Además, una buena aspiración ayuda a que la limpieza posterior sea mucho más fácil de hacer. También se recomienda acudir a los distintos accesorios de una aspiradora, como es el cepillo y la boquilla plana, para poder llegar bien a todas las esquinas y dejar un buen resultado sobre la textura de la tela del sillón.

Vinagre y bicarbonato

Cuando se observa que el sillón está muy sucio y que necesita de una limpieza un tanto más profunda, se puede acudir a una mezcla casera de vinagre y bicarbonato. Para eso, se va a mezclar en un litro de agua tibia un vaso de vinagre o de jugo de limón y una cucharada de bicarbonato. Podemos esparcir o pulverizar la mezcla directamente sobre las manchas que se observen y con un trapo que no deje pelusa hacer movimientos circulares sobre la mancha y la mezcla. Luego, se repasa el sillón entero con la mezcla para que no queden diferencias.

Alcohol

Otra posibilidad poco conocida para hacer una limpieza casera de un sillón es con alcohol. Se puede colocar alcohol en un pulverizador y aplicarlo de a poco sobre la totalidad de la superficie del sillón. Luego, se pasa un cepillo de cerdas suaves y se va secando paulatinamente usando un paño limpio. Tanto en este como en el caso anterior, es muy importante que el paño sea de aquellos que no dejan pelusas pegadas a la superficie de la tela.

Si es antimanchas

Si la tela del sillón es de por sí antimanchas, igualmente habrá días en que pueda verse un poco más uso por la cotidianeidad del uso. En estos casos, la tela puede ser mucho más fácil de limpiar. Lo único que se va a hacer es pasar un paño húmedo con agua. En caso de que la mancha esté reseca, es importante humedecerla hasta que esta pueda retirarse en su totalidad.

En caso de que se note que el sillón está muy sucio, se recomienda calentar un vaso con agua y colocar un chorrito de jabón neutro para manos. Luego, se humedece un trapo en esa solución y se repasa suavemente la totalidad de la superficie del sillón. Para estos casos, al momento de limpiar se recomienda hacerlo utilizando movimientos circulares.

Las mejores telas para hacer tapabocas

El tapabocas es una de las formas de cuidarse y cuidar a los demás en el contexto de pandemia del coronavirus. Ayuda a reducir la posibilidad de contagio entre personas y colabora con la erradicación de la situación sanitaria actual.

Hoy en día, podemos encontrar infinitas opciones de tapabocas o barbijos. Es posible hacerlos en casa, puesto que no se deben hacer con material técnico como el que se utiliza en los centros de salud por parte de los profesionales médicos. En casa, es posible hacerse un tapabocas con mascarillas de tela, con filtros para el café, con distintos tipos de tejidos, con plásticos, entre otras alternativas.

¿Tapabocas de tela?

Desde comienzos de la pandemia del coronavirus, las autoridades sanitarias de distintas partes del mundo han recomendado el uso de tapabocas de tela. Ello, a fin de no desabastecer a las instituciones de salud y sus trabajadores de los elementos de protección necesarios. Si bien es cierto que no son suficiente para proteger en un 100% del virus, reducen la posibilidad de transmisión.

Hay distintos puntos clave que se deben tener en cuenta al momento de comprar o de hacer tapabocas. Uno de ellos tiene que ver con la capacidad de filtración del aire que el propio material tenga. También es clave la adaptación al rostro de cada persona en particular, para poder controlar que tanto la boca como la nariz queden en el interior de la mascarilla. Los tapabocas son buenos en este sentido, debido a que son materiales que evitan las filtraciones o los problemas de ajuste al rostro.

Lo que se recomienda es que el tapabocas tenga por lo menos dos o tres capas de tela. Esto mejora la capacidad aislante del elemento de protección. No obstante, lo que aclaran los profesionales es que el ancho de la tela no debe dejar de lado el ajuste al rostro, que es clave para que la protección sea la adecuada. En este sentido, es muy importante comprender que si la nariz no se encuentra en le interior del tapabocas, es posible contagiarse en contacto con otras personas. A su vez, si la boca no quedase bien dentro de este elemento de protección, se puede recibir el virus o transmitirlo a otras personas.

Telas ideales

Muchas veces, se recomienda acudir al algodón como tela por excelencia para la fabricación de tapabocas caseros. Una forma de saber si el material es el adecuado, se puede colocar a contraluz y ver cuánta cantidad de luz deja pasar. La que menos luz deje pasar será la mejor alternativa, puesto que tendrá una mejor capacidad para aislar.

Es importante, además, tener en cuenta que el tejido tiene que poder lavarse y desinfectarse las veces que sea necesario sin dañarse. También debe poder secarse rápido. En todos los casos, además de la tela misma que compone el tapabocas, cada uno de ellos debe contar con un filtro. De esa manera, se podrá aumentar la capacidad de aislar del tapabocas y así proteger a quien lo usa y a quienes están a su alrededor.

El trozo de tela de algodón que se use para el tapabocas debe tener por lo menos de 37 centímetros a 25 centímetros. También se requieren dos trozos de goma de 18 centímetros cada uno para poder ajustarlo. En caso de que se tenga un rostro más grande, es importante que las medidas de la tela para el tapabocas sean acordes al rostro de la persona que lo va a utilizar para que cubra bien y la protección sea la adecuada.

Las mejores telas cuando se tiene mascotas

Las mascotas son grandes compañeros de vida y son capaces de traer alegría en todos los hogares. La vida con mascotas siempre trae alegría y ayuda a superar momentos difíciles de una manera más sencilla, acompañados de un amor que es incondicional.

Cuando se tiene una mascota, es importante adaptar la vivienda a ella. En este sentido, las telas y tapizados constituyen aquello que más debemos observar para poder encontrar un equilibrio entre la vida con mascotas y las telas del hogar.

Telas y mascotas

Lo primero que hay que aclarar es que no todos los tejidos recomendados para mascotas tienen que estar tratados de una manera especial. Lo más importante es que cumplan con una serie de características que los vuelven buenos para resistir a la vida con mascotas. Esto quiere decir, para resistir a arañazos, a pelos y a suciedad que tiene que ver con la vida con animales. A continuación, veremos cuáles son las principales características que las telas para tapizar deben cumplir para poder resistir de la mejor manera a la vida con mascotas en el hogar.

Protección contra ácaros

Lo primero que se debe tener en cuenta es que las telas incorporen algún tipo de protección contra hongos, ácaros y bacterias. Esto se puede hacer mediante métodos ecológicos que eliminan la presencia de microorganismos.

Facilidad de mantenimiento

Cuando se tiene mascotas en el hogar, es posible que las telas que se encuentran en distintas partes de la casa se ensucien de manera mucho más rápida. Por eso, lo recomendable es acudir a telas que son fáciles de limpiar y que no requieren de una gran cantidad de productos o de tiempo para ello.

Durabilidad

Las telas que se utilicen para tapizar en hogares con mascotas deben ser durables en el tiempo. Eso permitirá ahorrar dinero en el cambio de estas telas.

Telas excelentes para mascotas

Ahora que hemos visto lo que tiene que tener una tela para poder resistir adecuadamente a la vida con mascotas en el hogar, veremos algunas alternativas que pueden funcionar bien. A continuación, nombramos tres tipos de telas que pueden funcionar adecuadamente en hogares con mascotas.

Gamuza

Cuando hablamos de gamuza para viviendas con mascotas, referimos a la gamuza suave. Se trata de una tela que se destaca en particular por su resistencia, pero sin perder la suavidad. Algo que caracteriza a la gamuza suave es que es un tipo de tela que no retiene las manchas. También es duradera. Suele ser considerada como una de las mejores telas para casas donde viven mascotas y también niños pequeños. Es un material que se cose de manera firme, por lo que es a prueba de arañazos de gatos.

Microfibra

La microfibra es una tela sintética. Se caracteriza por ser robusta y suave al tacto. Es considerada como una de las mejores telas a prueba de mascotas. Además, es una tela muy sencilla de limpiar y que requiere poco tiempo para su correcto funcionamiento, por lo que es una tela excelente a prueba de animales.

Cuero

Finalmente, no podemos dejar de mencionar el cuero. El cuero es suave y no atrae el cabello de animales. Además, los gatos suelen detestar la textura del cuero, por lo que tienden a evitarlo y no suelen arañarlo. Los perros también suelen mostrarse indiferentes ante el cuero. Además, en caso de que pudiera ser dañado, el cuero cuenta con grandes espacios destinados a su mantenimiento, por lo que su reparación es sencilla y accesible.

¿Qué telas se usan en una cortina de baño?

Habitualmente, cuando compramos una cortina de baño, estamos buscando algo que pueda durar mucho en el tiempo, manteniendo su color y que pueda resistir el contacto constante con el agua. No obstante, muchas veces ignoramos cuáles son las telas que se usan o que se pueden usar para crear una cortina de baño. A continuación, te contamos cuáles son las más frecuentes.

El algodón

El algodón es muy popular en lo que respecta a la fabricación de cortinas de baño. Se trata de un tejido suave que resulta muy sencillo de trabajar. Cuando se mezcla con el poliéster, el resultado es una tela muy fácil de limpiar, por lo que resulta ideal para el baño, donde están expuestas a suciedad de manera constante.

Una ventaja a tener en cuenta es que los visillos de algodón brindan calor en el baño. Esto se debe a que absorben la energía calorífica del agua. De esa manera, se logra una tela que se puede secar velozmente luego de haber estado expuesta al agua.

La seda

Distinto a lo que se puede pensar, la seda es una tela que también puede colocarse para una cortina de baño. Ciertamente, es una tela que va a requerir de más cuidados que el algodón y el algodón con poliéster. Es una tela que se pude dañar fácilmente, perdiendo sus características estéticas. De todos modos, si se la piensa tratar con el cuidado especial que requiere, puede ser una buena alternativa para lugares en los que se busca generar elegancia y delicadeza en el baño.

El poliéster

Las telas de poliéster suelen encontrarse, como vimos anteriormente, mezcladas con algodón. Esto tiene una razón de ser y es que, de esa manera, se logra una tela de gran funcionalidad. Es fácil de limpiar y no se arruga por el uso, manteniéndose siempre lisa. Otra ventaja es que tanto el poliéster como el algodón (y, por tanto, la mezcla de ambas telas) son telas fáciles de teñir y pintar, por lo que es posible encontrar distintas variedades de colores y diseños para combinar con el diseño original del baño.

El damasco

Lo que se conoce como damasco es un tejido en el que la trama sirve de fondo y la urdimbre genera dibujos. Se puede hacer tanto de seda como de lino, apareciendo mayormente de manera tejida. No es una tela que se imprima. Es posible de aplicar en un baño, tanto de manera funcional como cortina de baño y de manera decorativa.

El Jacquard

Esta tela se logra tejiendo distintos tejidos. Ello, produciendo un patrón que resulta muy atractivo para un baño. Son especialmente adecuadas para la pared.

El plástico

Finalmente, lejos de las telas, otra de las opciones más frecuentes en lo que respecta a cortina de baño, es el plástico. Resulta un tanto más económico que las cortinas de tela, siendo también muy eficaz. Uno de sus puntos negativos que tiende a desalentar la compra tiene que ver con su tacto, que resulta un poco más frío. También puede acumular estática. No obstante, se trata de un material que es 100% impermeable y las posibilidades de que aparezcan bacterias o moho son muy reducidas.

¿Qué telas elegir para tapizar sillas?

Tapizar sillas es una forma de transformar los espacios y el aspecto general del hogar. Es algo que se puede hacer sin necesidad de gastar mucho dinero. No obstante, en ocasiones, puede ser muy difícil elegir las telas adecuadas para tapizar sillas. Por eso, a continuación, te contamos todo lo que tenés que saber al respecto para tener éxito en esta tarea.

Factores a tener en cuenta al elegir la tela

El tejido

Lo primero que hay que pensar es cuál es el uso que se le va a dar a la silla tapizada. Esto quiere decir que no es lo mismo el tipo de tela necesaria si se trata de una silla de colección que será utilizada eventualmente, que si se trata de una silla de uso diario. En el segundo caso, el tapizado debe ser resistente y duradero. En cuanto a la resistencia, se deben tener en mente las siguientes características:

  • Que la tela sea resistente respecto a tratamientos antimanchas y antiarrugas y que no absorba fácilmente las manchas
  • Que el tapizo soporte grandes tensiones en brazos, asiento y respaldo, teniendo un grosor adecuado y una hilatura que sea lo suficientemente resistente para no dañarse con el uso
  • Que la tela sea resistente a la abrasión y al desgaste; que sea una tela que no forme pelotitas con el uso ni pierda su suavidad

El tacto

Hoy en día, podemos encontrar todo tipo de tejidos para generar distintas sensaciones con la piel. El tacto que se logre va a estar vinculado a la textura, mientras que la textura depende en particular del tejido. Por eso, se recomienda pensar en el uso que se les va a dar a las sillas y qué tipo de sensación se desea tener al momento de sentarse o tocarlas, sin por eso perjudicar la resistencia y durabilidad.

El mantenimiento

Ya hemos dicho anteriormente que la tela utilizada para tapizar debe poder soportar lavados y tratamientos antimanchas. Pero, además, debe resistir al contacto con animales si se tiene mascotas en la casa, resistencia a las polillas, al contacto con los rayos del Sol, entre otras cosas. Debe ser un tipo de tela que se pueda limpiar sin por eso perder sus colores ni su calidad.

El estilo

Finalmente, pero no menos importante, al momento de tapizar sillas es importante tener en mente el estilo general de la casa y el particular de la mesa y el efecto estético que se quiere lograr. En este sentido, las sillas deben encontrar la forma de combinar con el resto del espacio, sea por asimilación o por contraste. Antes de ir a comprar la tela, es muy importante tener en claro qué es lo que se quiere lograr a nivel estético.

Tipos de tejidos

Ahora, es momento de mencionar los tipos de tejidos que podés encontrar para generar un buen tapizado de sillas. Te contamos cuáles son.

Los tejidos naturales

Se trata de tejidos hechos con fibras naturales altamente resistentes. Se destacan por sus propiedades térmicas. Además, son transpirables y pueden absorber la humedad. A lo largo de los meses de verano, estos tejidos son frescos. Resultan suave al tacto y cómodos. De todos modos, requieren de muchos cuidados puesto que son susceptibles a hongos. Dentro de los tejidos naturales están el algodón, el lino, la lana, la seda y el cuero.

Los tejidos sintéticos

Estos tejidos surgen a partir de avances tecnológicos. Se trata de tejidos de gran calidad; en algunos casos, se parecen a las fibras naturales. No son tejidos muy transpirables como las fibras naturales, pero sí resultan fáciles de mantener y altamente resistentes. Son tejidos que no suelen ser atacados por polillas, a la vez que no sufren de microorganismos. Los tejidos sintéticos más populares son el acrílico, el Sky y el poliéster.

Ideas de personalización para hacer en casa

Estas difíciles épocas de confinamiento social permiten desarrollar la creatividad y hacer todo tipo de manualidades. Estas manualidades se convierten en una excelente compañía, tanto para entretenerse como para dar rienda suelta a la creatividad y permitirle un desarrollo. Por eso, a continuación, queremos darte algunas ideas de manualidades para que puedas hacer todo aquello que siempre quisiste probar, pero nunca hiciste por falta de tiempo.

Habitación infantil

Uno de los lugares preferidos de la casa para renovar en su decoración es el dormitorio de los niños. Este ofrece una gran diversidad de opciones para desarrollar, pudiendo innovar en colores, formas y figuras de todo tipo.

Decorar el lugar favorito de la casa de los niños es una excelente idea para esta cuarentena. Por eso, lo primero que te recomendamos es buscar una superficie lisa y dura para poder preparar letras y dibujos en un software de edición de imagen en una computadora. Luego, se realizan recortes y siluetas que se pueden pegar de la manera preferida.

Una excelente oportunidad es con los vinilos adhesivos. Estos se pueden colocar prácticamente en cualquier parte de un dormitorio infantil, generando un gran estilo, pero sin que eso represente daños en las superficies en que los vinilos se colocan. Dependiendo del diseño, se pueden poner en las paredes, como así también en los muebles y en las puertas. Hay quienes optan por colocar vinillos con las figuras preferidas de los más chicos, como también los hay quienes buscan colocar distintos mensajes a lo largo de la habitación que puedan ser motivacionales o estar vinculados con las pasiones de los niños.

Cajas

Las cajas nunca están de más. Lo que suele faltar es creatividad para hacer algo bueno con ellas. Por eso, una gran opción para esta cuarentena es personalizar cajas de toda forma y tamaño. Esto se puede hacer de tres principales maneras: con pintura, con papel o con tela. Se trata simplemente de elegir el diseño preferido y forrar las cajas generando un atractivo visual que permita darle uso a la caja en cualquier parte de la casa. Sea para guardar ropa sucia en el baño como para colocar en su interior todo tipo de documentos, una caja decorada nos permite generar una sensación diferente que motiva su utilización en el interior del hogar para no desperdiciarla.

Frascos

Siguiendo con la línea de las cajas, los frascos son otro elemento que se puede aprovechar para generar creatividad en la cuarentena. Todas las personas han guardado frascos alguna vez, porque se considera que en algún momento pueden ser de utilidad. A veces se usan y a veces solamente se acumulan en la cocina. Tanto para mejorar los que están en uso como para dar utilidad a los que ocupan espacio en la cocina, la mejor alternativa es decorarlos. Esto puede hacerse también con trozos de tela como así también con pintura, hilos o trozos de papel. Además, es una tarea entretenida que se puede hacer con toda la familia para generar actividades en conjunto.

Lugar de trabajo

Para quienes siguen estudiando de manera virtual o para quienes se desarrollan en el home office mientras dure la pandemia, tener un buen lugar de trabajo o de estudio es algo muy importante. Por eso, dedicar un tiempo a rediseñarlo, personalizarlo y decorarlo es una gran idea que traerá después excelentes resultados en la productividad. Se puede llevar una lista de lo que se quisiera hacer con el escritorio y hacerlo, de esta manera, algo cómodo y agradable.

Tips para diseñar camisetas personalizadas

Los objetos y prendas personalizadas adquieren cada vez más importancia a medida que pasa el tiempo. Si tomaste la decisión de iniciar tu negocio de camisetas personalizadas, te vamos a contar algunos consejos y trucos a tener en cuenta para que puedas tener éxito en tu nuevo emprendimiento.

Nicho

Antes de empezar a producir las camisetas personalizadas, es muy importante dedicar tiempo a pensar a quién se quiere dirigir el emprendimiento. De esa manera se logra lo que se conoce como “identificar el nicho”. El diseño debe ser atractivo para un tipo de audiencia en particular, que es la que compone el nicho.  No se debe buscar que le sea atractivo a todos, sino a las personas que componen esos grupos en particular. Por eso, es muy importante dedicar el tiempo suficiente a investigar los intereses y el gusto del público en particular.

Si ese grupo nicho se conoce desde adentro, los resultados serán mejores. Esto quiere decir, buscar un nicho al que se pertenezca o del que se haya formado parte en algún momento. Ello permitirá tener más información con respecto a sus necesidades y sus gustos.

Diseñar la camiseta

Cuando ya se tiene un objetivo claro para la tienda, es momento de comenzar con el diseño. Diseñar una camiseta personalizada puede parecer algo muy sencillo, pero se debe prestar mucha atención. Debemos tener en cuenta que no se trata simplemente de tomar una tela y hacer un dibujo en ella. Para poder tener éxito con el emprendimiento, se recomienda primero investigar las tendencias en el mundo del diseño de las prendas personalizadas.

Además de las tendencias que se puedan investigar, algo que se recomienda es vender bajo demanda. Esto ofrece la posibilidad al emprendimiento de diseñar exactamente aquello que las personas están solicitando, por lo que se reduce sustancialmente la posibilidad de cometer errores. Además, brinda a las personas la posibilidad de tener exactamente esa prenda que tienen en mente y que probablemente no consigan en tiendas tradicionales.

Usar recursos online

Hoy en día, podemos encontrar en la web una gran cantidad de recursos a emplear para un emprendimiento de este tipo. Si no se tiene experiencia en diseño y edición, la web puede ser una excelente aliada en el diseño, acudiendo a herramientas sencillas en principio, como es el caso de Photoshop. Además, es posible acudir a muchas herramientas gratuitas, por lo que se puede comenzar en el diseño de camisetas sin necesidad de invertir una gran cantidad de dinero desde el inicio en la etapa de diseño.

¡Al mercado!

Luego de tener los primeros diseños, es momento de presentarlos en el mercado. Hoy en día, hay muchas formas de hacer esto. Si se tiene algún manejo de las herramientas digitales o se cuenta con alguien a quien solicitar asesoramiento, una tienda online es una excelente alternativa. Esta ofrece la posibilidad de personalizar cada aspecto de la misma para que se adapte a la personalidad que se le quiere dar al emprendimiento. Además, hoy en día, si la tienda online es intuitiva y fácil de usar, los usuarios tienen ya una gran experiencia con este tipo de plataformas, por lo que no será difícil vender a través de ellas.

En caso de que no se tenga manejo de estas herramientas, Marketplace puede ser una buena solución. Si bien es estándar y los productos compiten con otros, es una forma de eliminar la presión del diseño de un sitio y de su funcionamiento. Es una excelente forma de empezar y darse a conocer para crecer.